Mundo

Guatemala en el cuarto lugar de crecimiento económico de Centroamérica.

La CEPAL estima que El Salvador y Panamá impulsarán la economía del istmo centroamericano, mientras que Guatemala ocupa el cuarto lugar.

Las proyecciones de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de la CEPAL para El Salvador aumentaron hasta el 7.5% para este año, situándose junto a Panamá, con un crecimiento del 12% siendo los más altos y los posiciona como los motores de la economía para Centroamérica, según un informe anual de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Mientras que Guatemala se coloca en la cuarta posición entre los países centroamericanos con un crecimiento del 4.6% y una proyección de 4% para el próximo año.

Estas estimaciones son parte del informe anual de la CEPAL donde se estima que América Latina y el Caribe crecerá 5.9% en 2021, reflejando un arrastre estadístico que se modera a 2.9% en 2022.

La dinámica de crecimiento en 2021 en América Latina y el Caribe refleja el efecto de una base de comparación baja por la caída de 2020 y de un marcado componente de arrastre estadístico junto con los efectos positivos del contexto internacional y de la gradual apertura de las economías y la flexibilización de las medidas de distanciamiento físico, dice el estudio.

El informe señala que el crecimiento del 5,9% proyectado para 2021 no será suficiente para recuperar el nivel de 2019. La dinámica y la persistencia del crecimiento de 2021 hacia adelante están sujetas a las incertidumbres derivadas de los avances desiguales en los procesos de vacunación contra el Covid-19 y la capacidad de los países para revertir los problemas estructurales detrás de la baja trayectoria de crecimiento que exhibían antes de la pandemia.

Para 2022, se proyecta para América Latina y el Caribe una disminución de la tasa de crecimiento, que llegaría al 2.9% en promedio. América del Sur crecería un 2.6%, mientras que Centroamérica y México crecerían un 3.5% y el Caribe un 7.8%.

Así mismo, advierte que la crisis ha agudizado los problemas estructurales de la región, proyecta una desaceleración para el próximo año y afirma que para sostener un crecimiento sostenible, dinámico e inclusivo se requiere aumentar la inversión y el empleo.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar