NACIONALES

Juez de Zacapa benefició a los implicados en el asesinato de Melissa Palacios.

Polémica se ha generado en el caso por la muerte de la universitaria Melissa Palacios dio un giro luego que el juez beneficiara a los dos implicados.

El juez José Maximino Morales González, titular del Juzgado de Primera Instancia Penal de Zacapa, modificó los delitos por los que estaban ligados a proceso penal los sindicados María Fernanda Bonilla Archila y José Luis Marroquín Ovalle.

El caso se sustentó para acusarlos por el asesinato de Melissa Palacios. Sin embargo, el juez a petición de la defensa cambió a homicidio en estado de emoción violenta para María Fernanda Bonilla y encubrimiento propio para José Luis Marroquín Ovalle por no dar aviso y denunciar lo sucedido.

Con este cambio los sindicados podrían obtener al menos dos beneficios: salir de prisión con medidas sustitutivas y de llegar a juicio las condenas serían menores a las de asesinato.

El Código Penal en Guatemala establece una condena de 25 a 50 años por el delito de asesinato; mientras que por homicidio en estado de emoción violenta la pena de prisión es de dos a ocho años. En el caso de encubrimiento propio la pena de prisión es de dos meses a tres años.

¿Por qué modificó?
En la audiencia realizada en Zacapa el juez argumentó que los indicios del Ministerio Público no son suficientes para considerar que se trató de un asesinato. Es decir que el crimen en contra de la joven fue planificado.

En su lugar consideró que se trató de un enojo y que la ira de María Fernanda Bonilla Archila causó que atacara a Melissa Palacios.

Los mensajes de WhatsApp
La fiscalía presentó como evidencia capturas de pantalla de los chats que intercambió María Fernanda tanto con José Luis como con Melissa. En las conversaciones María Fernanda escribió que mataría a Melissa y José Luis sugirió que la llevaran al lugar donde ocurrió el ataque mortal.

Con esos chats el juez insistió que no era suficiente ya que el chat podría sacarse de contexto si no se tiene en su totalidad y pidió al MP que extraiga las conversaciones completas de los celulares.

EN CONTEXTO: El último audio que Melissa Palacios envió en WhatsApp antes de ser asesinada
La relación de los tres
Durante el proceso penal se confirmó que la fallecida Melissa Palacios mantuvo una relación sentimental con María Fernanda Bonilla y previo al crimen, el 4 de julio de 2021 habían terminado, pero aún conversaban.

De acuerdo con testigos del caso, Melissa le reclamó a María Fernanda por su nueva pareja y eso disgustó a Bonilla. El 4 de julio acordaron verse y Melissa dijo a su familia que iría a un cumpleaños, pero acudió a encontrarse con Bonilla.

José Luis Marroquín Ovalle es trabajador de la familia de María Fernanda y la acompañaba a todas partes como seguridad.

Los dos sindicados siguen en prisión preventiva y el juez Morales González fue recusado luego de modificarles el delito.

La familia de Melissa Palacios pide que otro juez siga con el caso al desconfiar de José Maximo Morales González.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar