Mundo

Obispo se disculpó tras decir que Santa Claus no existe frente a niños.

“No, Santa Claus no existe. De hecho, agregaría que el rojo del traje que lleva fue elegido por Coca Cola exclusivamente con fines publicitarios”, fue la declaración de Antonio Staglianò en un festival de arte en Sicilia.

Cuando la Navidad se acerca, se genera mucha ilusión en las personas por celebrar una fiesta que convoca a la reunión en familia y amigos. Especialmente en los niños que esperan pasarlo bien y recibir regalos de Santa Claus, aunque tampoco faltan las personas escépticas que con su opinión pueden apagar un poco esta creencia en los más pequeños.

El obispo italiano Antonio Staglianò hizo uno de estos comentarios en un festival de arte que se hizo en Sicilia, y sus declaraciones se publicaron en los medios locales. “No, Santa Claus no existe. De hecho, agregaría que el rojo del traje que lleva fue elegido por Coca Cola exclusivamente con fines publicitarios”, dijo el obispo, según CNN.

Estos dichos tuvieron mucho peso porque estaban los niños presentes en el festival, además de que el evento era para celebrar a San Nicolás, figura que inspiró la creación de Santa Claus por su generosidad.

La Diócesis de Noto, a la que pertenece Staglianò, publicó las disculpas en su página de Facebook que fueron redactadas por su secretario de prensa. “En primer lugar, en nombre del obispo, lamento esta declaración que ha decepcionado a los niños y quiero aclarar que esta no era en absoluto la intención del señor Staglianò”, dijo en el comunicado.

El obispo también aclaró lo que realmente quiso decir, defendiendo sus verdaderas intenciones. “No les dije que Santa Claus no existe, pero hablamos sobre la necesidad de distinguir lo que es real de lo que no lo es”, dijo Staglianò a La Repubblica.

Staglianò profundizó en sus dichos y explicó lo que realmente quería comunicar. Para él la Navidad ha perdido su significado cristiano en los últimos tiempos al verse tantas compras en el mundo, lo que llamó “cultura de consumo”.

Él sostiene que estas costumbres han hecho que la gente olvide que el verdadero significado es el nacimiento de Jesús, figura valiosa para los cristianos. “Ha salido un hecho real, a saber, que la Navidad ya no pertenece a los cristianos. El ambiente navideño de luces y compras ha reemplazado a la Navidad”, dijo el obispo a La Repubblica.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar